David Contra Goliat: La cruzada del colombiano Marco Alemán por la dirección de la OMPI.

Por: Juan Felipe Rodrigo López.

  • El Comité de Coordinación de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) elegirá entre el 4 y 5 de marzo al próximo director general de la organización.
  • Una posible elección de Wang podría ser contraproducente no solamente para la organización sino también para el comercio internacional y la innovación.
  • Entre los cinco candidatos nominados se encuentra el candidato colombiano Marco Alemán quien se enfrentará a Wang Binying la candidata de la República popular China.

Desde su creación en 1967 la OMPI ha tenido la finalidad de desarrollar un sistema internacional de propiedad intelectual para incentivar la innovación y la creatividad. Para realizar esta misión este organismo de las Naciones Unidas ha servido por más de 50 años como un foro para el desarrollo de políticas, servicios y cooperación en materia de propiedad intelectual.

Sin embargo, en caso de que los 88 países miembros del Comité de Coordinación de la OMPI elijan a la candidata de la China Wang Binying como Directora General podría suponer una contradicción para esta institución debido a la débil protección de la propiedad intelectual por parte del régimen chino.

Esta débil protección de la propiedad intelectual se ve reflejado en que China sea el principal productor mundial de productos falsificados. De hecho de acuerdo las conclusiones de un estudio del 2019 de La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO )el 47% de las mercancías falsificadas que se comercian en el mundo tienen origen Chino. Así mismo, de acuerdo con la Comisión Europea alrededor del 80% de las mercancías falsificadas incautadas en aduanas Europeas provienen de China.

En Estados Unidos las infracciones de China a los derechos de propiedad intelectual también han sido documentados por La Comisión sobre el robo de propiedad intelectual estadounidense que estimó entre 225.000 y los 600.000 millones de dólares los daños causados a la industria estadounidense por la comercialización de bienes falsificados, software pirata, y el robo de secretos comerciales. Debe recordarse que las infracciones chinas a la propiedad intelectual justificaron la imposición de aranceles a las importaciones procedentes de China, que desembocó en la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Al igual que Estados Unidos y la Unión Europea, Colombia también ha sido víctima de las infracciones sistemáticas de la propiedad intelectual por parte de China. En 2012, ingresaron al país más de un millón de sombreros vueltiaos chinos, cuya comercialización fue suspendida mediante la Resolución 439 de 2013 de la Superintendencia de Industria y Comercio.

Frente al riesgo que supone un Director General proveniente de China, varías voces han expresado sus preocupaciones no solamente por las persistentes violaciones de las protecciones de la propiedad intelectual por parte de China sino también por sus prácticas electorales en las organizaciones multilaterales. Dentro de estas voces críticas, se encuentra  el asesor de Comercio de la Casa Blanca, Peter Navarro, quien criticó que antes de las elecciones para la dirección general de la Organización de Alimentos y Agricultura, China haya ofrecido cancelar las deudas a algunos países africanos. Sumadas a estas preocupación, a otros analistas les preocupa el historial chino liderando organizaciones internacionales, al ver que China se centra en utilizar el multilateralismo para promover sus intereses nacionales.

Ante este panorama la candidatura del abogado colombiano Marco Alemán ha empezado a sonar con mas fuerza. Alemán, abogado de la Universidad Javeriana y Doctor Summa Cum Laude de la Universidad de Alcalá de Henares, cuenta con la experiencia de trabajar por más de 20 años en la OMPI. Por más de una década ha estado trabajando en el área de patentes y hace 6 años se ha desempeñado como director del área de patentes a nivel mundial, la cual recibe más de 250,000 solicitudes de patentes cada año.

La candidatura colombiana de Alemán se ve como una candidatura apolítica nacional e internacionalmente no solo porque Colombia es ajena al pulso geopolítico entre Estados Unidos y China sino también porque es un funcionario de carrera de la OMPI que no representa los intereses de ningún partido político en Colombia. Además, sus propuestas basadas en cinco elementos lo han posicionado como un candidato técnico lo que le ha permitido ganarse el apoyo de La Asociación Ecuatoriana de Propiedad Intelectual, La Federación Internacional de Asociaciones de Inventores, La Asociación Internacional de Radiodifusión entre otras organizaciones y asociaciones.

Aunque la experiencia y la experticia de Alemán lo hacen un candidato fuerte, el candidato colombiano enfrenta a una candidata que cuenta con más de 276 embajadas, consulados y  misiones permanentes alrededor de los cinco continentes, que les permiten a los Chinos negociar, influenciar y presionar el voto por su candidata como lo han hecho incluso en Brasil donde abiertamente han ofrecido un paquete de ventajas económicas por el voto.

Así como los nacionalismos y los proteccionismos -tan populares ahora- tienen en cuidados intensivos a la Organización Mundial del Comercio, una potencial elección de Wang Binying podría dejar moribunda a la OMPI pues podría suscitar el retiro de países miembros y desincentivar a las empresas e inventores a registrar sus solicitudes de patentes.

¿Será el momento de Alemán?

*Miembro de número de la Dirección de Empresa, Industria y Competitividad

Link to the article

Add Your Comment

*

code

EN
ES EN