Combinación de conocimiento y experiencia con un multilateralismo inclusivo

Las economías, cada vez más basadas en el conocimiento, requieren de un buen sistema de PI para poder prosperar. En este contexto, la OMPI juega un papel importante en el apoyo de los países, y en la identificación de elementos que ellos necesitarán para tener éxito gracias a sus innovaciones y creatividad. Para ello, será necesario que sirvamos de centro de encuentro para los líderes de opinión, para los innovadores y para los creadores, así como para los formuladores de políticas, para que puedan compartir perspectivas y se involucren en discusiones que permitan llegar a eso objetivos, tal y como ha sido el caso del simposio sobre los secretos industriales, que tuvo lugar en 2019 bajo mi dirección. Seguiremos aportando puntos de referencia y perspectivas de análisis a través de indicadores de PI y estudios económicos. Este énfasis en el conocimiento técnico y la búsqueda de evidencia cierta del impacto en distintos asuntos de la Propiedad Intelectual debería extenderse a temas más allá de los económicos, y convertirse en una de las actividades más relevantes da la organización.

Servir de epicentro para el diálogo y la investigación en asuntos de propiedad intelectual, es indispensable para las funciones de la OMPI como creador de marcos normativos y garante de la arquitectura global de los sistemas de PI. Con el fin de mantener y poner al día los 26 tratados que administra la OMPI --incluyendo los Registros Internacionales--, la colaboración de los países miembros es indispensable. Con el objetivo de mantenerse al día con el desarrollo tecnológico y su impacto sobre nuestras culturas y nuestra sociedad, los órganos deliberativos y normativos de la OMPI deberán trabajar de manera decidida y eficaz. Para ello, dos condiciones son necesarias: las discusiones normativas no podrán durar por décadas, ya que de otra forma los resultados una vez alcanzados serán irrelevantes. De otra parte, la construcción de confianza es indispensable para lograr el consenso que se requiere para poder avanzar. Como Secretario del Comité Permanente del Derecho de Patente, he podido mejorar la confianza entre delegaciones y con el Secretariado, influyendo de manera positiva en el trabajo de ese comité normativo.

Impartiré un liderazgo diligente para reforzar la posición de la OMPI dentro de la comunidad relacionada con la Propiedad Intelectual (PI), aumentando la cooperación efectiva entre los Estados Miembros, reforzando la interacción con las OIG y las ONG y mejorando los servicios, con el fin de aportar mayor valor a nuestros usuarios.
Marco M. Alemán

ES
EN ES