Un colombiano universal al servicio del progreso mundial

Por: Carolina Romero Romero*

Que una persona proveniente de un país en vía de desarrollo dirija los designios de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual-OMPI, que conozca y sepa conciliar las necesidades y expectativas de los países miembros de dicha organización con una visión universal es una oportunidad que no se presenta habitualmente. En este momento Colombia tiene la posibilidad, por primera vez en su historia, de tener el honor de contar con un connacional liderando dicho organismo de las Naciones Unidas, el cual cuenta con 192 Estados miembros y cuya misión es llevar el liderazgo en el desarrollo de un sistema internacional de Propiedad Intelectual equilibrado y eficaz, que permita la innovación y la creatividad en beneficio de todos.

El candidato a tan importante cargo es el sucreño Marco Matías Alemán, actual director de la División de Derecho de Patentes de dicho organismo, al cual está vinculado hace más de 20 años, permitiéndole conocer, desde adentro, esta importante organización con más de 1.100 funcionarios y logrando conseguir sumar la experiencia necesaria para asumir su liderazgo; además de contar con un curriculum académico destacado, entre el que se cuenta un doctorado (Cum Laude) en Derecho de la Universidad de Alcalá y publicaciones relevantes en la materia.

A tan dignas credenciales, también se suma su conocimiento en los diferentes regímenes de propiedad intelectual a nivel mundial; su participación en proyectos de cooperación en estas áreas, dentro y fuera de Latinoamérica; haber sido actor activo en la promoción e implementación de tratados internacionales sobre la materia y su experiencia en el manejo de asuntos multilaterales. Fortalezas que sin duda le permiten ser el candidato más competente para asumir la dirección general de este organismo.

Es de resaltar que el Índice Mundial de Innovación 2019, documento auspiciado por la OMPI, sostiene que la innovación permite obtener bienestar tanto a los países desarrollados como los países en vías de desarrollo. Es así como cobran importancia los incentivos que otorga la propiedad intelectual a quienes, a través de la innovación y la creatividad, aportan soluciones a problemas existentes o contribuyen a la preservación y disfrute de la identidad cultural. Contar con un compatriota a la cabeza de la OMPI, le permitiría al país y a Latinoamérica, reafirmar su compromiso para impulsar la economía del conocimiento y la cuarta revolución industrial, seguir consolidando los sistemas de Propiedad Intelectual en favor de la innovación y la creatividad, y promover la Economía Naranja, una de las mayores apuestas del gobierno colombiano, como herramienta de desarrollo cultural, social y económico.

El doctor Alemán ha propuesto un programa basado en cinco elementos, a saber: 1. Posicionamiento de la OMPI para los desafíos futuros, 2. Combinación de conocimiento y experiencia con un multilateralismo inclusivo, 3. Búsqueda de eficiencia y rentabilidad en el sistema de Propiedad Intelectual, 4. Asistencia a los países miembros para que se puedan beneficiar de los sistemas de PI; y 5. Estructuración de un equipo ágil en la OMPI, promotor de la innovación. Al programa completo pueden acceder a través del sitio web de la Dirección Nacional de Derecho de Autor: www.derechodeautor.gov.co.

Además de Colombia, otros nueve países presentaron su candidato ante el embajador francés, Francois Rivasseau, en su calidad de presidente del Comité de Coordinación de la OMPI; estos son: China, Japón, Singapur, Argentina, Perú, Ghana, Nigeria, Estonia y Kazajstán. Sin embargo, en el transcurso de la campaña, fueron retiradas las candidaturas de Japón, Argentina, Estonia y Nigeria, quedando seis candidatos en la recta final, entre ellos nuestro país.

Indudablemente hay muchas razones para apoyar a la candidatura del doctor Alemán, pero su mayor fortaleza es su experticia y capacidad para manejar los asuntos técnicos y la diplomacia multilateral, necesaria en una organización de esa naturaleza. Por lo tanto, su candidatura no solo favorece a Colombia y Latinoamérica, sino que también favorecería la evolución y consolidación del sistema global de propiedad intelectual, lo que lo hace un colombiano universal al servicio del progreso mundial. Es así como desde la Dirección Nacional de Derecho de Autor hemos apoyado con total convencimiento su candidatura, pero mientras llega el momento y a pocos días de la elección, el próximo 4,5 y 6 de marzo, hacemos votos para que nuestro coterráneo sea el escogido para asumir tan importante cargo.

* Directora general, Dirección Nacional de Derecho de Autor.

Link al artículo

Add Your Comment

*

code

EN
ES EN